Terapias de tercera generación para el tratamiento de adicciones

Existen muchos tipos de terapias para el tratamiento de adicciones. Cada tipo de terapia aborda el problema desde un punto de vista diferente y, teniendo en cuenta el historial y la personalidad de cada paciente, se buscará la terapia más acorde para el caso en particular. Pudiendo incluso convivir más de un tipo de terapia en un mismo paciente, de modo tal que una persona puede participar de una terapia grupal y, en paralelo, asistir a sesiones de terapia individual.

Lo importante en todos los casos, es que la terapia se adapte al paciente y le brinde beneficios. Es decir, en vez de intentar encajar a la persona dentro de determinada terapia, buscar que la terapia esté en sintonía con el paciente. 

En todos los casos, será el profesional a cargo quien decida de qué forma introducir a la persona en la terapia y determinar cuándo está realmente lista para determinada práctica sin que esto implique un riesgo para su salud mental o física.

 

Las terapias de tercera generación

Este tipo de terapias se centran en lograr que el paciente acepte todo aquello que no se puede cambiar y pueda enfocarse en modificar todo aquello que es susceptible de cambio. El objetivo es la búsqueda de repertorios conductuales más amplios, flexibles y efectivos.

En resumen, se busca trabajar sobre el contexto y no solamente en las conductas y los síntomas. 

Este tipo de terapias buscan enfatizar: 

  • La importancia del contexto y las relaciones funcionales de los eventos psicológicos.
  • La utilización de estrategias de cambio contextual y experiencial.  
  • La flexibilidad como criterio de salud mental.

 

Diferentes tipos de terapias de 3ra generación

Aceptación y compromiso

Es una terapia de fuerte apoyo empírico que se basa en aceptar lo que no podemos controlar y hacer foco en lo que la persona valora, enseñándole a actuar de manera efectiva de acuerdo a sus intereses. Se busca brindarle al paciente flexibilidad para que pueda cambiar sus comportamientos cuando sea necesario, así como también estar más en contacto con lo que la persona siente.

 

 

Terapia de grupo

Consiste en un pequeño grupo de personas que se reúnen con un terapeuta que actúa de mediador y guía intentando que los pacientes se ayuden unos a otros mediante compartir experiencias y crear vínculos de confianza seguros y sin estigmatización. Este tipo de terapia también busca exponer a las personas de forma segura para que puedan reflexionar sobre sus conductas a la vez que las desafían a generar cambios, poner límites y a aprender diversas estrategias para afrontar situaciones cotidianas relacionadas con su adicción. Finalmente, también ayuda a desarrollar la compasión hacia los demás y hacia uno mismo.

 

 

Terapia Dialéctico Conductual (TDC)

Este tipo de terapia busca que la persona desarrolle habilidades psicosociales y pueda regular su situación emocional ejercitando la tolerancia a la angustia y el estrés sin que esto lo lleve a la inacción o le genere un bloqueo.

 

 

Psicoterapia analítico funcional (PAF)

La PAF busca usar la relación terapéutica para lograr cambios en la conducta del paciente. Procura trabajar dentro de la sesión con pensamientos, percepciones y sentimientos del paciente, logrando que él mismo comprenda sus conductas y pueda interpretarlas.

Desde ya que estas definiciones sirven a modo de guía y que dependerá de la capacidad del terapeuta para analizar y comprender empáticamente el momento que está atravesando cada persona en su lucha contra la adicción, de modo tal de poder brindarle las herramientas necesarias para sanar y superar su problema. Además el profesional podrá utilizar herramientas de varios tipos de terapia de acuerdo al caso.

Nuestro objetivo es brindar a cada paciente un lugar seguro en el que pueda desarrollarse como persona y recuperar las riendas de su vida. Si tienes problemas con las drogas no dudes en consultarnos, podemos ayudarte a salir adelante.

Ana